El periodo de adaptación

5 consejos que ayudarán a tu peque en la adaptación

 

Nuestra psicopedagoga, Amaia Vitoria, nos ofrece estos consejos, muy útiles para estos primeros días de cole. Tanto para niños que se escolarizan por primera vez, como para aquellos se se incorporan a clase tras las vacaciones de verano.

Estos días es normal ver a niños y niñas llorando a la entrada de las Escuelas Infantiles o de los colegios. Es normal y comprensible. Pero que algo sea normal no quiere decir que nosotros, como padres preocupados por nuestros hijos, no podamos hacer nada.

Soy madre de tres peques y he vivido todas las adaptaciones posibles: desde el que se quedaba llorando en la puerta y le costó hacerse al nuevo cole, el que entró sin hacerme ni caso y comenzó a llorar semanas después hasta la que me mira y llora desconsoladamente y al minuto me mandan una foto de ella feliz y jugando, y alguna más… Estas situaciones son completamente normales a pesar de que no tengan nada que ver entre ellas.

El periodo de adaptación no tiene límite de tiempo; es un proceso por el que tiene que pasar toda la familia, no solo el pequeño que entra en la escuela.

 

¿Entonces? ¿Qué podemos hacer los padres para que todos hagamos una adaptación lo más fácil posible?

Aquí os dejo 5 consejos para vosotros, padres y madres, que estáis preocupados:

 

  •  1.Recuerda que tu eres el adulto, Así de sencillo, eres el adulto y debes portarte como tal. Y ¿cómo espera tu hijo que te portes? Pues como siempre: seguro, tranquilo, feliz y entendiendo que si has tomado la decisión de llevar a tu hijo a la Escuela Infantil o al colegio por algo será. A lo mejor no es lo que más te apetece, pero la escuela es un buen lugar para tu pequeño o pequeña.

 

  • 2. Confía en la decisión que has tomado y en las educadoras. Por suerte, la oferta actual de Escuelas Infantiles y de colegios de diversa índole es muy amplia. Seguro que has recorrido todo tu barrio, incluso alrededor de tu trabajo, para saber qué escuela o colegio era lo mejor para tu hijo. Ya te has decidido. Ahora toca confiar en la decisión que has tomado y confiar en las educadoras que cuidarán de tu bebé.

 

  • 3. Todo cambio conlleva un proceso de adaptación. Este proceso puede ser mas largo o más corto, más o menos intenso, pero debemos de tener claro que los cambios conllevan procesos de adaptación. No queramos correr, no queramos hacer como si no pasara nada. No. Hay que ir adaptándose al cambio poco a poco. Los niños se adaptan, siempre y cuando tú, como padre o madre, entiendas que hay que adaptarse a los cambios.

 

  • 4. Si tienes alguna duda, pregunta. Las educadoras estamos acostumbradas a hacer nuestro trabajo y, por lo general, nos encanta. Pero es cierto que  a veces, los padres tenéis preguntas sobre qué hacemos o cómo realizamos ciertas rutinas o actividades. Pues no te quedes con la duda: ¡¡pregúntanos!! Aunque, si te digo la verdad, no tenemos secretos, simplemente nos gusta nuestro trabajo y hacemos todo lo posible para que los peques disfruten en la escuela.

 

  • 5. ¿Tu hijo llora nada más verte en el periodo de adaptación? ¡Enhorabuena! Tu peque tiene un apego seguro contigo y eres la fuente de su seguridad. Es normal que esté bien, pero que cuando vea a mamá o a papá se ponga a llorar. Todavía no ha establecido ningún vínculo personal ni emocional con su maestra y este proceso puede conllevar algunas semanas (ese es el verdadero periodo de adaptación: establecer un vínculo emocional con su profesora). Si llora al verte, abrázale mucho, que sepa que siempre estarás ahí y no le regañes por llorar; poco a poco, su maestra será su figura de referencia y no tendrá la necesidad de “soltar todo” cuando te vea.

 

Mucho ánimo a todas esas familias que están pasando por un proceso de adaptación en la escuela infantil o en el colegio. ¡Recuerda! Es un proceso de cambio para todos.

 

Amaia Vitoria

Psicopedagoga Infantil

Centro Infantil y Gabinete Psicopedagógico “KOALA EDUCA”

Leave a Reply

Your email address will not be published.