¿Tu hijo está más irritable por las tardes?

 

Es probable que durante estas semanas hayas notado que tu hijo, que acaba de empezar a ir al colegio o a la Escuela Infantil, está más irritable, llora si no te ve, no te deja a sol ni a sombra, come y duerme peor, etc. Es decir, estás notando que a tu peque le pasa algo… Pero no tienes muy claro qué es: ¿crisis de crecimiento? ¿inmadurez? ¿está enfermo?.

¡Nada de eso! Es el periodo de adaptación que afecta a todos los espacios de la vida de tu hijo. Posiblemente, después de unos días en el colegio o en la Escuela Infantil, ya no llore al entrar; pero, por la tarde cuando está contigo, esté más irritable, cansado, etc. No te preocupes. Es normal. Lo importante es saber qué podemos hacer y, sobre todo, tener paciencia.

 

¿Qué puedes hacer cuando el periodo de adaptación se demuestra así?

 

1. Intenta no enfadarte y tener mucha paciencia. Necesita mucho, mucho, mucho mimo. Brazos, caricias, etc. Necesita sentirte cerca. Es como si quisiera compensar el tiempo que no ha estado contigo.

2. Piensa que es un periodo de tiempo, no va a ser así siempre. Necesita tiempo para adaptarse a los cambios, y durante ese periodo te necesita más que nunca.

3. Intenta involucrar a toda la familia en ese proceso de cambio: los hermanos, los abuelos, etc. Todo el mundo debe de entender por lo que está pasando el más pequeño de la familia y actuar en consecuencia. Estos es, mucho cariño, muchos brazos y paciencia.

Como decíamos en el post anterior todo cambio conlleva un periodo de adaptación. Y el cambio de ir al colegio o a la Escuela Infantil es un gran cambio, y por lo tanto los adultos debemos actuar en consecuencia.

Con mis 3 hijos he tenido todas las formas de adaptaciones posible y ahora, con mi hija pequeña, estoy viviendo esta situación. Está feliz en la escuela, pero en casa convivo con una pequeña sombra que me persigue allá donde voy y si no me ve, llora. Así que me cargo de paciencia, sonrío y aprovecho para darle todos los mimos del mundo. ¡Haz lo mismo! Aprovecha estos momentos de cariño porque como se dice por ahí: “Los días son largos, pero los años cortos”.

Muchas gracias por leerme. Y si te ha gustado ¡comparte!

Leave a Reply

Your email address will not be published.