5 juegos para hacer en casa con tu bebé

 

Comienzan ya a refrescar los días y a acortarse las horas de luz; pasamos más tiempos con nuestros bebés en casa y a veces no sabemos qué actividades podemos hacer para ayudarles en su desarrollo y, sobre todo, para disfrutar con ellos.

Pues aquí te dejamos 5 pequeñas actividades que podrás hacer tú y todo aquel que quiera disfrutar con los más pequeños de la casa:

 

1. Hay que jugar en el suelo. Siempre. Un ratito boca arriba, un ratito boca abajo. Y sí, tú también en el suelo con tu bebé, que te mire. Que el juego sea miraros a los ojos mientras disfrutáis tumbados en el suelo.

 

2. ¿Sabes que JUGUETES le gustarán más entre los 3 y los 9 meses? Aquellos juguetes que, además de que sean suaves, se puedan mover y chupar, sean de color blanco y negro. El contraste entre estos dos colores es muy fácil de visualizar y por lo tanto les llama la atención desde el principio. Por eso, muchos juguetes que actualmente se venden tienen estos colores, sobre todo en las zonas por las que se agarran, para que tu bebé pueda cogerlo y disfrutar del mismo desde el principio. Así que la próxima vez que veas un juguete mira los colores que llevan, porque son tan importantes como el juguete en sí.

 

3. Seguro que sabes jugar al Cucú-tras ¿a que sí? Es ese juego tan sencillo en el que escondes un objeto (o incluso tú mismo) para que el bebé lo encuentre. Bueno, pues aquí tienes una GRAN NOTICIA: ¡ES EL MEJOR JUEGO DEL MUNDO PARA ESTIMULAR DE MANERA ADECUADA A TU BEBÉ! Fácil ¿Verdad? Y ahora te voy a contar por qué. Por una cosa denominada la permanencia de objeto. Tu bebé vive en un mundo en que cuando no ve una cosa, simplemente esa cosa no existe. Los adultos sabemos que, aunque en este mismo momento no veas la lavadora, sabes que está en la cocina. No la ves, pero eres consciente de que existe ¿no? Bueno, pues los bebés no. Si no está en mi campo visual, simplemente ha desaparecido. ¿Te imaginas ahora lo que siente cuando te vas y no te ve? Con el juego del cucú-tras y empezando con algo pequeño que podamos esconder en nuestra mano, ayudas poco a poco tu hijo a entender que aquello que no está, no desaparece, simplemente no se ve. Aquí lo he explicado de una manera muy sencilla, pero es para que te hagas una idea. Puedes empezar jugando con cosas que escondes en tu mano, luego con cosas que escondas en tu espalda y ¿por qué no? jugar al escondite en casa y que te tenga que encontrar. Este juego cuando gatean ¡es divertidísimo! ¡Te lo recomiendo!

 

4. Utiliza objetos de diferentes texturas: les encantan los cepillos, los estropajos, todo aquello que tenga una textura diferente les llama la atención. Puedes tenerlo guardado en una caja para que solo lo manipule el bebé, pero es importante que descubran nuevas texturas y no solo con las manos, también en las piernas, en los brazos y ¡en los pies! Ya verás cómo se ríe…

 

5. Es mejor no utilizar muchos juguetes con luces y sonidos pues sobrecargan de información al bebé; un juguete tan sencillo como una pelota que hacemos rodar por el suelo les ayuda en diferentes aspectos de su desarrollo tales como: percepción visual, atención, capacidad de prever, etc.

 

Como ves hay muchas maneras de jugar con tu bebé y pasar un buen raro con el o ella, pero no olvides nunca que:

– Hay que respetar sus horas de descanso y ayudarle a que su sueño sea de calidad (pronto hablaremos en el blog de sueño infantil)

– A veces, “solo” quieren estar en brazos. Recuerda: nunca es malo coger mucho a tu bebé. Disfrútalo.

 

En KOALA Educa el aula de bebés es un aula llena de actividad, de mimos y de caricias. ¡No te lo pierdas! Puedes verla aquí 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.